Primera Iglesia Bautista Fundamental Independiente de Cuajimalpa.
  El Ganador de Almas.
 
EL GANADOR DE ALMAS. A USTED LE PERTENECE EL PRIVILEGIO DE GANAR ALMAS. Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento, y los que enseñan a justicia la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad. Daniel 12:3 "Enseñar a justicia la multitud" ¡Que privilegio! Y qué galardón, eso de "brillar como las estrellas a perpetua eternidad". ¿Ha logrado usted algo perpetuo y "eterno" en su vida? ¿Ha encaminado usted a algún alma por la senda de la justicia? Vivimos en un mundo de injusticia y de pecado, en un mundo de derrota y desesperación. Aun aquellos que han logrado cierto éxito en la vida, en el correr de los años, han llegado a confesar que se sienten frustrados. ¿A qué nos lleva esto? Es la pregunta que inquieta sus corazones. La brevedad de la vida los perturba, porque el hombre tiene ansias de algo que perdure. Usted puede ponerlos en contacto con una eternidad de satisfacción. Llévelos a aquel que es vida eterna, gánelos para Jesús el Cristo. ¿Quiere poner su máxima contribución al servicio de Dios? Dedíquese a la tarea de ganar almas y una su vida con la de Dios en esta gran empresa de rescatarlas. ¿Quiere poner su máxima contribución al servicio de Dios? Extienda la mano y señale en dirección a Cristo. Puede ser que haga un ademán de peligro, porque las almas corren inmenso riesgo, o que mueva la mano invitando a las almas, repitiéndola invitación de su Señor: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar". Mateo 11:28 ¿Quiere poner su máxima contribución al servicio de su Iglesia? ¿Hay acaso algún servicio mayor para la causa de Cristo que el de alcanzar a los hombres? Esta es la misión y la comisión de la iglesia, y cuando usted lleva algún alma a los pies de Cristo, está justificando la razón de existir de su propia iglesia. Usted podría donar a su iglesia un gran piano o un órgano eléctrico, y eso sería espléndido, pero ganando un alma haría algo mil veces mejor, estará haciendo algo para la eternidad. ¿Quiere hacerse el mayor bien posible a sí mismo? Pues no hay nada mejor que ganar almas. Con ello enriquecería su vida, crecería en la vida cristiana, aumentaría sus conocimientos, llegaría a descubrir el verdadero gozo de la vida en Cristo. Tendría su recompensa material ¡Ver su vida transformada, ver radiante un rostro que antes estaba manchado y deformado por el pecado, ver una derrota que se cambia en victoria! Desde luego, se sentirá feliz entonces y deseará haber empezado mucho antes. No se presentará ante Jesús avergonzado y con las manos vacías, sino con un manojo de doradas espigas para poner a sus pies. ¿QUÉ ES GANAR ALMAS? Es llevar a los hombres a Cristo. Es como dice el Señor: “Ser un pescador de hombres”. No es llevar a los hombres hacia una denominación, ni de hacerlos simplemente cambiar de opinión, sino lograr que reciban a una persona. "Mas a todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre". Juan 1:12 No se trata de reformar a un hombre, sino de regenerarlo. Lo que se procura no es aumentar los miembros de cierto grupo, sino lograr miembros para el cuerpo de Cristo. Puede ser que ellos más tarde se unan al grupo al que usted pertenece y ello será motivo de regocijo, pero luego hay que mandarlos en busca de otros. Procure usted que acepten a Cristo como su Señor y Salvador, y no se conforme con nada menos. Fue Spurgeon quien dijo que: "Hacer prosélitos es una obra digna de un fariseo, pero nuestro propósito debe ser llevar a los hombres a Dios". Es hacer lo que hizo Eduardo Kimball, un fiel maestro de Escuela dominical, que fue a buscar al joven Dwight L. Moody al lugar donde trabajaba y logró que se entregara al Señor. ¿No quisiera usted ser otro Eduardo Kimball? Pero todo lo que él h izo, fue llevar a un muchacho a los pies del Salvador. ¿Por qué no hace lo mismo con otro muchacho y espera a ver qué hace Dios con él? Es hacer lo que hacía D. L. Moody corrientemente. Es verdad que tuvo mucho éxito como predicador de grandes multitudes y que por medio de su predicación vio miles de almas rendidas a Cristo, pero se hizo el propósito de no dejar pasar un día sin hablar siquiera a un alma de su Salvador. Ganar almas es pescar hombre. "Y díceles: Ven en pos de mí, y os haré pescadores de hombres". Mateo 4:19. Se ha dicho con frecuencia que la primera regla para pescar es ir a donde están los peces. Los indiferentes y mundanos no asisten a la iglesia porque allí el predicador les puede ensartar el anzuelo. Hay que coger el anzuelo y la carnada e ir a buscarlos. Pudiéramos decir que la Palabra de Dios es el anzuelo y que la carnada es nuestra propia experiencia de la gracia de Dios, nuestro testimonio. Hay que decir lo que Cristo ha hecho por mí, pero usando las Sagradas Escrituras, porque la Biblia es el poder que se necesita para convencer y convertir. Ganar almas es ser testigo de Cristo. Cuando uno sirve de testigo, sus palabras no van dirigidas a los que están de acuerdo con uno. A Jesucristo lo están juzgando en el mundo, y allí es donde los hombres lo están acusando falsamente y donde usted debe servir de testigo. ¿Qué sabe usted? ¿Salva él a los hombres? ¿Lo ha salvado a usted? ¿Ha experimentado usted la paz que Cristo da? ¿Le ha dado él un nuevo propósito en la vida? Entonces hay que decirle eso a algunos, con bondad, repetidas veces. Eso es lo que Cristo quiere que hagamos, porque así les dijo a los suyos: "Como me envió el Padre, así también yo os envío". Juan 20:21 LAS RAZONES QUE NOS AYUDAN PARA GANAR ALMAS La principal razón es que Cristo lo ha mandado y espera que lo hagamos. Si él es nuestro Amo, tiene todo el derecho de mandarnos y nosotros no podemos ignorar sus órdenes. Con mucha claridad se nos dice en Marcos 16:15 "Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura". Hay quienes creen que este texto se aplica únicamente a los misioneros, pero no es así, porque incluye a todos los creyentes cuando dice Id. Hay otros que piensan que ese mandamiento no es para esta dispensación y así lo evaden perezosa y cómodamente, pero eso no es cierto. Nosotros insistimos en que... "puso en nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio nuestro, os rogamos en nombre de Cristo: reconciliaos con Dios". 2ª. Corintios 5:19,20. Medite en las palabras de nuestro Señor: "No me elegisteis vosotros a mí, mas os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca: para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé". Juan 15:16. Aquí habla del fruto del Espíritu a que hace referencia el apóstol Pablo "amor, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe mansedumbre, templanza"Galatas5:22,23. ¿Qué es el fruto? Es la parte del árbol que sirve para su propagación. El árbol de durazno, por ejemplo, lleva fruto, y cada durazno tiene una semilla, semilla que puede convertirse en otro árbol que dará más fruto. Árbol, fruto y semillas, de donde vendrán otros árboles que darán más fruto. Ese es el plan de la naturaleza. Ese también es el plan de Dios. Vea cómo se evidencia en el Libro de los Hechos. Un alma salvada alcanza a otra alma. ¿Para qué es usted cristiano? No meramente para que se salve al final de cuentas, ni siquiera para que se goce de la vida cristiana ahora, sino para que, por medio suyo, el Espíritu Santo pueda tocar otra vida para la gloria del Señor. Pero hay otras razones. Usted debe considerar la gran necesidad de los hombres. El mundo está perdido en el pecado. No se trata simplemente de que los hombres hayan equivocado el camino, y que Cristo los vuelva al camino correcto. Alguien dijo: “la distancia que hay entre el infierno y el cielo, es la distancia que hay de la cabeza al corazón”. Pero ¿lo alcanzará? ¿Y si acontece que el hombre le esté volviendo las espaldas a Dios? Entonces la distancia se aumenta en vez de acortarse. Que el hombre está perdido totalmente perdido fue lo que enseñaron Jesús, Pablo, Juan, y los demás apóstoles. "porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido". Lucas. 19:10 "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna". Juan 3:16 Esta es la razón por que gritó el carcelero de Filipo: ¿qué debo de hacer para ser salvo? Hechos 16:30 Pablo y Silas respondieron: "Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa". Hechos 16:31. Esta también es la razón de que Juan haya dicho: "El que tiene al Hijo, tiene la vida: el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida" 1ª. Juan 5:12. El Dr. Torrey enumera estas ventajas del trabajo individual: 1.- Todos lo pueden hacer 2,- Se puede hacer en todas partes 3.- Se puede hacer en cualquier tiempo 4.- Alcanza a todas las clases sociales 5.- Da en el blanco 6.- Produce grandes resultados LO QUE EL OBRERO CRISTIANO DEBE SABER 1. El ganador de almas debe saber que es un cristiano que ha nacido de nuevo. Puede ser que no sepa el día exacto en que aceptó a Cristo como su Señor y Salvador, pero sabe que eso ya sucedió. 1. Lo sabemos porque la Palabra de Dios así lo Dice Juan 1:12 "Mas todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre". Romanos 10:9,10 "Que si confesares con tu boca al Señor Jesús y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, mas con la boca se hace confesión para salvación". 1ª. Juan 5:13 "esta cosas he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios". Hechos 13:39 "Y de todo lo que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en éste es justificado todo aquel que creyere" 2. Lo sabemos porque hemos sido hechos de nuevo. 2ª. Corintios 5:17 "De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es: las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas". 3. Lo sabemos porque amamos a los hermanos. 1ª. Juan 3:14 "Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos". d. Lo sabemos porque tenemos el testimonio del Espíritu. Romanos 8:16 "Porque el mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu que somos hijos de Dios". 2. Debe conocer el poder de Dios y saber que él salva y que puede salvar. Romanos 1:16 "Porque no me avergüenzo del evangelio porque es potencia de Dios para salvación a todo aquel que cree, al judía primeramente y también al griego". 3. Debe conocer la naturaleza del hombre. Debe ser un estudiante de la Biblia y de la vida, capaz de discernir no sólo lo que un hombre diga, sino mucho más. Un hombre le puede poner un pretexto "intelectual", pero el obrero cristiano sabe que su dificultad es terquedad, desobediencia, o algún pecado. 4. Debe conocer la Palabra de Dios. Su experiencia de la gracia de Dios es muy valiosa, pero es Su Palabra la que Dios ha prometido usar, de ahí la necesidad de que el obrero cristiano la conozca bien. COMO COMENZAR Se ha hablado mucho del tacto que se necesita en la obra individual. Es valioso, pero muchos cristianos van con tanto tacto que nunca se atreven. Hay que usar tacto pero hacer contacto. Vaya en oración mientras avanza. Poco o nada se logrará si usted no ha orado. Forme una lista de personas que no han creído y agregue los nombre de sus nuevos amigos. Ore en silencio por ese desconocido a quien usted le va decir una palabra, o a dar un tratado, o una porción de la Sagrada Escritura. Tenga simpatía Considere sus propios fracasos y debilidades. No se haga como que usted es "más santo" que el otro. O como si usted estuviera sobre un pedestal y les estuviera exigiendo que suban, dando la impresión de que usted ya lo ha alcanzado. En el libro que se titula Verdades Bíblicas Ilustradas se halla esta excelente historia: Para ganar almas se necesita tacto. Había un criminal sentenciado a muerte que sólo esperaba el día de la ejecución. Un ministro del evangelio lo entrevistó, pero todos los esfuerzos que hizo para llevarlo al arrepentimiento salieron infructuosos. De regreso a su casa se encontró con un anciano creyente, a quien todos conocían como un hombre de bien y de buenas obras. La conversación recayó sobre el presidio. El ministro le rogó al anciano que fuera a verlo. Y así lo hizo. Sentado junto al criminal, le tomó la mano y le dijo con mucho fervor y con sencillez: "Qué amor tan grande el de Dios al mandar a su Hijo a este mundo a que muriera por pecadores como usted y yo, ¿verdad? En ese mismo instante se lo conmovió el corazón al hombre y empezó a llorar amargamente, y después agregó: "Cuando el ministro me hablaba, parecía como que estaba muy por encima de mí, pero cuando este señor vino y se sentó a mi lado, y se puso en la misma categoría conmigo y me dijo: Qué amor tan grande el de Dios al mandar a su Hijo a este mundo, a que muriera por pecadores como usted y yo ¿verdad? no pude resistirme más". Sea cortéz Hay que evitar discusiones. Uno no tiene derecho para exigir que otro exponga sus puntos de vista o escuche los nuestros. Hay que dejarlo que hable. Luego si se le puede persuadir a que se lleve un evangelio de San Juan para leerlo, ya ha dado principio a algo muy importante. Tenga paciencia y persista pero siempre con bondad. Recuerde que usted está tratando con un alma que se está jugando su destino eterno. Hay que esperar y observar a ver cuál es el resultado. El señor Spurgeon especificó estas cualidades para ganar almas: CON RESPECTO A DIOS CON RESPECTO AL HOMBRE Santidad de carácter →Conocimiento Vida espiritual →Sinceridad Humildad →Formalidad Fe viva →Amor Fervor →Abnegación Sencillez de corazón →Seriedad Completa consagración →Ternura TACTO Y CONTACTO. Una de las mejores maneras de hacer "contacto" con alguien mientras conversamos, es sacar del bolsillo un Nuevo Testamento de esos baratitos y regalárselo, esto nos da una oportunidad de explicarle la estimación que nos merece la Biblia, y de leerle algunos versículos especiales aquí y allá, con la mujer Samaritana, de Juan 4, Jesús abordó el tema de la salvación, hablándole del agua del pozo. A los pescadores les llamó la atención diciéndoles: "Venid en pos de mí yo os haré pescadores de hombres". Marcos 1:17. A un padre de familia se le puede decir: "Qué niños tan hermosos!" ¿Ha pensado usted que usted necesita al Señor Jesucristo en su corazón y en su hogar, para darles a sus niños el hogar cristiano a que tienen derecho?.- A un joven se le puede decir: "Cuando yo miro a un joven como usted, pienso en lo que esa vida alcanzaría teniendo al Señor Jesucristo. Usted sabe que Jesús fue joven y comprende los problemas de la juventud". En otras ocasiones se puede decir algo así: ¿A qué iglesia asistió ayer? ¿No fue a ninguna? ¡Qué lastima! La iglesia se interesa en los valores permanentes de la vida. ¿Con que ya murió el señor Pérez? La muerte de nuestros amigos nos recuerda que debemos prepararnos para la eternidad. La práctica nos va perfeccionando en el arte de hacer "contactos" como sucede con las demás cosas. Al ver que da resultado, nos sentimos animados para hablar con otras personas, y otras. Una vez que hayamos hecho el "contacto" y presentado la Palabra de Dios como nuestro argumento, no debemos abandonar el asunto sin hacer una invitación. No es una invitación para unirse a la iglesia. Eso vendrá en su propio lugar, pero después. No es una invitación para enmendarse o dejar la mala vida. El peor pecado es rechazar a Cristo: "El que en él cree, no es condenado, mas el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del unigénito Hijo de Dios" Juan 3:18. "El que cree en el Hijo, tiene vida eterna, mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él" Juan 3:36 "Y cuando él viniere, redargüirá al mundo de pecado, y de justicia, y de juicio: De pecado ciertamente, por cuanto no creen en mi" Juan 16:8,9. Así que su invitación debe ser para que lo acepten a El. Insista en que se decidan ahora mismo. "Si usted recibe a Cristo como su Salvador aquí mismo, deme la mano". EL USO DE LA BIBLIA PARA GANAR ALMAS Ya dijimos anteriormente que el obrero cristiano debe conocer la Palabra de Dios. Se hace necesario que conozca la Biblia por lo menos lo suficiente para usarla. Es la Palabra de Poder, la Palabra de Convicción y la Palabra que Limpia. Fíjese en lo que la Biblia dice de sí misma: 1. Es pan. Deuteronomio 8:3 "Y te afligió e hízote tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la había conocido, para hacerte saber que el hombre no vivirá de solo pan, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre". 2. Es carne. Hebreos 5:11-14 "Del cual tenemos mucho que decir, dificultoso de declarar, por cuanto sois flacos para oír. Porque debiendo ser ya maestros a causa del tiempo, tenéis necesidad de volver a ser enseñados cuales sean los primeros rudimentos de las palabras de Dios y habéis llegado a ser tales que tengáis necesidad de leche, y no de manjar sólido. Que cualquiera que participa de la leche, es inhábil par ala palabra de la justicia, porque es niño, mas la vianda firme es para los perfectos, para los que por la costumbre tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal". 3. Es miel Salmo 119:103 "Cuan dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca", Salmo 19:10 "Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado, y dulces más que miel, y que la que destila del panal. Salmo 81:16 "Y Dios lo hubiera mantenido de grosura de trigo: y de miel de la piedra te hubiera saciado". 4. Es oro Salmo 19:9,10 "El temor de Jehová, limpio, que permanece para siempre, los juicios de Jehová son verdad, todos justos. Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado" Salmo 119:72 "Mejor me es la ley de tu boca que millares de oro y plata". 5. Es espada Hebreos 4:12 "Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos, y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón". 6. Es fuego Jeremías 23:29 ¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra? Lucas 24:32 "Y decían el uno al otro, ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, cuando nos abría las Escrituras? 7. Es semilla 1ª. Pedro 1:23 "Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre". Salmo 126:6 "Irá andando y llorando el que lleva la preciosa simiente, mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas". 8. Es martillo Jeremías 23:29 "No es mi palabra como el fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra?" La lectura del Evangelio de San Juan tiene un valor especial. Fíjese en el propósito con que dice que fue escrito. Juan 20.31. Muchos ateos, agnósticos y escépticos han encontrado la fe por medio de la lectura de esta porción. El orden es: "Luego la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios" Romanos 10:17. Déjele al interesado un Evangelio de San Juan y anímelo a que lo lea. La Biblia es como un espejo en que el hombre mira su propia alma. "Porque si alguno oye la palabra y no la pone por obra, ese tal es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural". Santiago 1:23 ¿Cómo ha de ver su inmundicia interior si no se mira en este espejo de la Palabra de Dios? Entonces lee Romanos 3:10-23. MUÉSTRELE AL INCONVERSO CON LA BIBLIA 1. Que Cristo llevó su pecado Isaías 53:6 "Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino: mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros". 2ª. Corintios 5:21 "Al que no conoció pecado, hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él". 2. Que Cristo resucitó en su favor Romanos 4:24, 25 "Sino también por nosotros, a quienes será imputado, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús Señor nuestro, el cual fue entregado por nuestros delitos, y resucitado para nuestra justificación. 3. Que Cristo les ruega... Mateo 11:28 "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar". 4. Que Cristo intercede por los suyo Hebreos 7:25 "Por lo cual puede también salvar eternamente a los que por él se allegan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos" 5. Que Cristo es su Señor Viviente si lo reciben Hechos 2:36 "Sepa pues ciertísimamente toda casa de Israel, que a este Jesús crucificasteis, Dios ha hecho Señor y Cristo" 1. Da seguridad Juan 3:36 "El que cree en el Hijo, tiene vida eterna, mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él." Juan 6:37 "Todo lo que el Padre me da, vendrá a mi, y al que a mi viene, no le echo fuera". 2. Da su propia vida Juan 10:28 "Y yo les doy vida eterna, y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano". 3. Hace la identificación una realidad Gálatas 2:20 "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y vivo, no vivo yo, sino Cristo vive en mi, y lo que ahora lo vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó a sí mismo por mi" 4. Imparte el nuevo nacimiento Juan 3:3,18 "Respondió Jesús, y díjole: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios... El que en él cree no es condenado, mas el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del unigénito Hijo de Dios". 1ª. Pedro 1:23 "Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre". USE LA BIBLIA CON LOS ESCÉPTICOS 1. La incredulidad tiene sus razones. El escepticismo no es una debilidad sino un pecado. Debemos asumir una actitud bondadosa, pero siempre reconocer que la Biblia condena la incredulidad. En el día dela ruina eterna el incrédulo será colocado a la par del más inmundo de los pecadores. Apocalipsis 21:8 "Mas a los temerosos e incrédulos, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda" 1. Algunos escépticos son sinceros. Trátelos con toda consideración. No arme discusión. No les contradiga aun cuando usted reconozca la falsedad de sus argumentos. Ellos no admitirán que están en un error, pero tal vez querrán examinar un poco más a fondo su posición. Comience con lo que ellos crean y dígales: ¿Querría usted hacer una investigación sincera? 2. La mayoría de los que se llaman escépticos no son sinceros. Si usted ve que no hablan en serio, no les haga caso. Se creen muy sabihondos y no tienen la fibra moral que se necesita para examinar una cosa a fondo. c. Algunos son perversos. Su incredulidad les sirve como especie de defensa. Llevan vidas torcidas. La Biblia condena el pecado, y como ellos persisten en su vida pecaminosa, tienen que encontrar una manera de sacudirse la Biblia. d. También hay un escepticismo que nace de la ignorancia. No sabe nada de la Biblia, pero puede descartarla con una sola frase, de una sola plumada. Parece extraño, pero en los círculos incrédulos muchos repiten lo que han oído como loros. 1. La Biblia desenmascara al inconverso. Declara el por qué de su incredulidad. Jesús nos da algunas de las razones porque los hombres no quieren creer. a. La incredulidad prefiere el mal Juan 5:18-20 "El que en él cree, no es condenado, mas el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación, porque la luz vino al mundo, y los hombre amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, porque sus obras no sean redargüidas." La Incredulidad no recibe el testimonio. Juan 3:11 "De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos y no recibís nuestro testimonio". 1. La incredulidad pregunta ¿cómo? Juan 3:4,9 "Dícele Nicodemo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿puede entrar otra vez en el vientre de su madre y nacer? ... Respondió Nicodemo, y díjole ¿cómo puede esto hacerse? (cuando se trata de Dios, no necesitamos saber como, solo saber quien). 2. La incredulidad no quiere creer. Juan 5:40 "Y no queréis venir a mí, para que tengáis vida". 3. La incredulidad quiere ver. Los hombre dicen " veamos para que creamos" Juan 4:48 "Entonces Jesús le dijo: Si no viereis señales y milagros, no creeréis" Jesús dice. "Cree y verás" Juan 20:29 "Dícele Jesús: Porque me has visto, Tomás, creíste: Bienaventurados los que no vieron y creyeron". 1. La Biblia nos enseña que el mal de la raza no está en la inteligencia, sino en el corazón. Lucas 6:45 "El buen hombre del mal tesoro de su corazón saca mal, porque de la abundancia del corazón habla la boca". Romanos 2:5 "Mas por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios". La Biblia nos enseña que el hombre necesita un corazón limpio y una naturaleza nueva. USE LA BIBLIA CON EL HOMBRE MORAL Usted observará que hay muchos hombres que rechazan a Cristo porque se creen bastante buenos sin necesidad de él. Cumplen con su deber en lo que toca a la familia, los negocios y las relaciones sociales. Son buenos ciudadanos, hombres honrados, esposos cariñosos y buenos padres de familia. Pero que den la altura según la medida humana no quiere decir que estén cumpliendo lo que Dios demanda Mateo 22:27, 28 "Y Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de toda tu mente. Este es el primero y el grande mandamiento". Pero, ¿se puede amar sólo porque se nos exige? El amor se derrama espontáneamente. Nadie puede amar como un deber. El hombre natural se ama a sí mismo, pero es enemigo de Dios. Romanos 8:7 "Por cuanto la intención de la carne es enemistad contra Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede". El amor a Dios y al hombre es fruto del nuevo nacimiento. 1ª. Pedro 1:21-23 "Que por él creéis a Dios, el cual le resucitó de los muertos, y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sea en Dios. Habiendo purificado vuestra fe y esperanza sea en Dios. Habiendo purificado vuestras almas en la obediencia de la verdad, por el Espíritu, en caridad hermanable, sin fingimiento, amaos unos a otros entrañablemente de corazón puro, siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre". Muchos creen que porque son sinceros ya están salvos. Pero la sinceridad en sí no ha salvado a nadie. Saulo, más tarde llamado Pablo, era sincero en su religión, aunque equivocado. Hechos 22:3,4 "Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, mas criado en esta ciudad a los pies de Gamaliel, enseñado conforme a la verdad de la ley de la patria, celoso de Dios, como todos sois hoy. Que he perseguido este camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles hombres y mujeres". La sinceridad no salva a nadie, sino Cristo. El hombre natural es como el ciego del Cap.9 de San Juan, que nació ciego. No puede ver su propia necesidad, ni puede ver la gloria de Dios, ni su gracia. Los siguientes versículos servirán para llamarle la atención al hombre que se justifica a sí mismo. Salmo 130:3 "Si mirares a los pecados, ¿quién, oh Señor, podrá mantenerse? Jeremías 13:23 "Mudará el negro su pellejo, y el leopardo sus manchas? Así también podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal". Efesios 2:12 "Que en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la república de Israel, y extranjeros a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo". EL TRABAJO PERSONAL O INDIVIUAL ES EL METODO BIBLICO 1. Jesús se dirigió individualmente a: 1. Nicodemo, en Juan 3. 2. La mujer Samaritana, en Juan 4. 3. El paralítico, en Juan 5. Fíjese que estos tres representan tipos generales de individuos con quienes uno tendrá que tratar. Nicodemo: El hombre moral, muy religioso, pero que, sin embargo, necesitaba el nuevo nacimiento. La Mujer Samaritana: Mujer mala, aunque no lo sabía, y que simplemente se ajustaba a las normas de la clase social a que pertenecía. El Paralítico: El hombre impotente, que se consideraba como "un caso perdido" a menos que alguno lo ayudara. 2. Observe la obra individual en los Evangelios y el Libro de los Hechos. 1. Andrés le habla a Pedro 2. Felipe le habla a Natanael. 3. Felipe le habla al eunuco 4. Pablo y Silas le hablan al carcelero de Filipos. 3. ¿Ha notado usted que el apóstol Pablo se relacionó con muchas personas individualmente? Vea la lista de nombres al final de su carta a los Romanos, Cap.16. Los predicadores nunca deberían permitir que su trabajo en el púlpito tome el lugar de la obra individual o personal. Uno nunca debe ocuparse de la multitud al grado de olvidar que la multitud está formada de individuos. Se dice que Julia Ward Howe, autora de prestigio, escribió una vez una carta a un eminente senador de los Estados Unidos, hablándole a favor de un hombre a quien se le había hecho una gran injusticia. Su contestación decía: "Estoy tan ocupado haciendo planes para beneficiar a toda la raza, que no queda tiempo para preocuparme de individuos". Ella pegó esta respuesta en su álbum con este comentario: "La última vez que se oyó hablar al Maestro, no había llegado a esas alturas". Moody tuvo gran éxito como evangelista porque era incansable en buscar a las almas una por una. “El que sabe hablar con un individuo, sabrá como dirigirse a las multitudes”. LA BIBLIA ENSEÑA EL CAMINO DE SALVACIÓN Aquí damos varios versículos que se puedan usar el "lidiar" con las personas. En ellos se presentan cuatro cosas que no deben considerarse como distintas y sucesivas, porque no hay varios pasos que dar para la salvación, sino uno solo y éste incluye las cuatro. Tal vez el mejor pasaje es: Romanos 10:9,10 "Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, mas con la boca se hace confesión para salud". Las cuatro cosas que van incluidas son: 1. Creer Juan 3:16 "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna". Juan 1:12 "Mas a todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, a los que creen en su nombre". 1. Arrepentirse Hechos 17:30 "pero Dios, habiendo disimulado los tiempos de esta ignorancia, ahora denuncia a todos los hombre en todos los lugares que se arrepientan". Romanos 2:4 "O menos precias las riquezas de su benignidad, y paciencia, y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía a arrepentimiento?" 2. Confesar Lucas 12:8,9 "Y os digo que todo aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del hombre le confesará delante de los ángeles de Dios, más el que me negare delante de los hombre, será negado delante de los ángeles de Dios". Romanos 10:9, 10 "!Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, mas con la boca se hace confesión para salud". 3. Obedecer Hechos 26:20 "Antes anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento". 1ª, Juan 2:6 "El que dice que está en él, debe andar como él anduvo". Estos versículos indican la parte del hombre. La parte de Dios es la regeneración y la justificación es un nuevo estado delante de Dios. PLANES QUE AYUDAN 1. Lista de Oración Cada iglesia debiera tener una lista de nombres, porque cada iglesia debe conocer su campo y sus responsabilidades. Los que venden pólizas de seguros conocen su territorio. Nosotros debiéramos hacer un esfuerzo por obtener los nombres de las personas inconversas de nuestro barrio o localidad. Con este fin, el pastor debe pedir a los miembros de la iglesia que hagan una lista de oración, conteniendo los nombres y direcciones de amigos, vecinos y parientes inconversos, suplicando que se le dé a él una copia de cada lista. Se necesita mucho empeño y mucha insistencia para lograr esta lista, pero se puede hacer. Se pueden hacer unas tarjetitas para "lista de oración" en duplicado. Una le quedará a la persona que escribe la lista y la otra será para el pastor. 2. Llevado por Cuatro Al mencionar a uno que es "llevado por cuatro" inmediatamente pensamos en la historia de Marcos 2:1-2. Cualquiera puede encontrar cuatro o un múltiplo de cuatro, que quieran organizarse y entrenarse para este servicio. La lista de que hablamos arriba se divide en secciones y se le da una parte a cada grupo de cuatro. Estos deciden cuándo han de reunirse, ya sea entre semana, en la noche, o un domingo en la tarde. Los cuatro se reúnen en cualquier lugar conveniente para orar. Luego dos salen a visitar, mientras los otros dos se quedan sosteniéndolos en oración. La próxima vez se turnan. Este plan tendrá mucho mejores resultados si el pastor reúne a estos grupos anticipadamente para enseñarles cómo ganar almas. 3. Enviando a los Setenta Seleccionen unos setenta, o el número que pueda. Júntelos y explíqueles el plan. Cuando ya usted esté listo para mandarlos, haga que pasen al frente y se paren delante de la congregación para tener una oración de dedicación. Vuelva a dividir la lista de oración en secciones pequeñas y de una parte a cada uno de los setenta. Si esta campaña se hace mientras se están celebrando servicios especiales, contribuirá mucho para lograr una buena concurrencia. Después de la instrucción que se les ha dado, algunos de los setenta podrán llevar una alma a los pies de Cristo, mientras que otros sólo podrán invitarlas a los servicios en la iglesia. Podemos dar testimonios por experiencia que este plan produce resultados. INDICACIONES UTILES No tenga miedo. A usted se le ha encomendado una gran comisión que a los ángeles les gustaría desempeñar y no pueden. El Espíritu Santo lo usará. Confíe en El y no tenga miedo. No sea rudo o tosco. Sea cortés y cuidadoso al dirigirse a una persona. Aprenda no sólo cómo empezar, sino cuando terminar. No se trata de que la persona se someta a su voluntad, sino a la voluntad y poder de Dios. No hable demasiado. Si la persona a quien usted está evangelizando es un incrédulo hecho y derecho, déjelo hablar primero de corrido. Cuando haya oportunidad deje que uno o dos versículos de las Escrituras hablen por usted. Aprenda de memoria todos los pasajes que le puedan ser útiles, pero cuando esté hablando con alguna persona, busque los pasajes en la Biblia y muéstreselos.
 
  Copyright © 2015 IBFIC Todos los derechos reservados.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=