Primera Iglesia Bautista Fundamental Independiente de Cuajimalpa.
  Todo se esta ya preparando para los últimos tiempos.
 

Líderes Mundiales Comienzan a
Sugerir un Gobierno Mundial

La crisis económica global ha presionado a líderes mundiales a comenzar a recomendar un gobierno mundial. Ahora el Vaticano está pidiendo una "autoridad pública global", incluyendo a un banco central que controlaría los tratos económicos mundiales. Un documento de 18 páginas fue publicado por el departamento de Justicia y Paz del Vaticano que se llama, "Towards Reforming the International Financial and Monetary Systems in the Context of a Global Public Authority" (Hacia la reforma de los sistemas internacionales monetario y financiero en el contexto de una autoridad pública mundial). Condenó a la "idolatría del mercado" y exige una examinación profunda de "los principios y valores culturales y morales que sirven como la base de coexistencia social." "El egoísmo, la codicia colectiva, y la acumulación de bienes," son culpables de la crisis económica. Adivinaron que la crisis terminará en "un clima de hostilidad y aun violencia, y que finalmente destruirá las mismas fundaciones de instituciones demócratas, y aun las que son consideradas más firmes."

El regulador principal de las finanzas de Francia, Jean-Pierre Jouyet, rápidamente se puso de acuerdo diciendo que "el Concilio Pontifico para la Justicia y la Paz tiene razón de enfatizar en su último reportaje la necesidad de fortalecer el gobierno global." Él mostró que los "estados cada vez más están cayendo bajo el control de los mercados...Los estados, la política, tienen que tomar el control de nuevo." Como primer paso, Jouyet enfatizó la necesidad de "fortalecer" la potencia de los reguladores nuevos de la banca y seguranza europea.

Obviamente esto concuerda con la meta declarada del presidente de "compartir las riquezas con los demás." El mundo está sucumbiendo a la idea falsa de que más leyes y regulaciones en el gobierno son la solución al "egoísmo, la codicia colectiva, y la acumulación de bienes." Perdido en todo esto es el concepto bíblico que el problema básico es el corazón humano y que solo cuando es cambiado por el Espíritu Santo los problemas sociales, económicos, culturales, y políticos serán resueltos.

Una parte de las responsabilidades del gobierno es reprimir el mal, pero no lo puede hacer solo. Fue por eso que los padres fundadores de los Estados Unidos aseguraron que tuviésemos la libertad de promover la verdad bíblica. Las iglesias, seminarios bíblicos, y las entidades benéficas recibieron una exención de impuestos para que el gobierno no impidiera la propagación del evangelio. Con estas provisiones, el trabajo de la iglesia fue responder a las estrategias de Satanás en el nivel más básico, la condición del corazón humano. Ninguna de las mentiras de Satanás como la evolución, el humanismo, el Islam, el Catolicismo, el ateísmo, el socialismo, etc. puede ganar en contra de un esfuerzo dinámico y viviente de ganar almas y del discipulado.

Lamentablemente, hoy en día la iglesia se encuentra atrasada. Satanás ha lisiado a la iglesia con Biblias defectivas que han dejado a las personas en confusión y con pastores que dudan la palabra de Dios. Utilizando la duda, el Diablo nos ha convencido de que el infierno no es tan terrible, la homosexualidad no es realmente un pecado, la evolución podría ser parte del proceso creativo de Dios, el entretenimiento y música mundanos están bien, los votos matrimoniales no significan lo que realmente afirman, y que la persona que muere con más juguetes gana.

Instituciones como Harvard y Yale que fueron establecidas con el propósito de entrenar a pastores se han convertido en lugares de filosofías en contra de Cristo: humanismo, naturalismo, ateísmo, marxismo, y la evolución. Los licenciados de estas instituciones firmemente han colocado estas ideas ateas en nuestras escuelas públicas e instituciones gubernamentales, sacando los Diez Mandamientos e ilegalizando cualquiera referencia a nuestro Creador.

Las crisis que estamos enfrentando fueron diseñadas por Dios para despertarnos. Una vez despiertas, las personas necesitan saber la verdad y no es fácil siempre encontrarla. Sin embargo, a través de los años, miles de personas nos han dicho que encontraron por primera vez la verdad en un tratado evangelístico franco. Ellos eventualmente encontraron a su Creador por medio de un tratado así, entregaron sus vidas a Él, y empezaron a ponerse firme para la justicia en contra de las mentiras de duda de Satanás. Solo el evangelio puede suspender el caos profetizado para los últimos tiempos y permitiendo que entren más personas al Reino. Necesitamos saturar a nuestras comunidades con la verdad bíblica. La manera más fácil de que uno pueda hacer esto es utilizar los tratados evangelísticos.

 
  Copyright © 2017 IBFIC Todos los derechos reservados.  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=